Healthy life

Primero, a través de una tabla de doble entrada, recogieron los alimentos que ingerían durante una semana. En ella aparecían por un lado, los días de la semana y por el otro, las comidas diarias que realizamos.

 

En segundo lugar, y una vez recopilados los datos, dividieron sus alimentos en dos columnas diferenciando los ‘Healthy’ de los ‘Unhealthy’ y hallaron el tanto por ciento que correspondía a cada una de ellas.

 

Por último, reflexionamos sobre los resultados obtenidos y escribieron propósitos saludables para llevar a cabo en el 2021. Se lo pasaron genial y lo mejor de todo, quedaron sorprendidos por los resultados. Esperemos que ahora pongan en práctica sus buenas intenciones.